Haciendo el bien, sigue caminando

haciendo-bien-sigue-caminando

La campaña solidaria que se organizó por un grupo de peruanos en la ciudad de Lüneburg para brindar ayuda a sus compatriotas, que sufrían los damnificados de las avalanchas por el fenómeno del niño en Perú, movilizó los corazones por esta causa, teniendo a la Iglesia Católica de Lüneburg como intermediaria para solicitar dicha ayuda.

Con la respuesta positiva en esta campaña, la Iglesia de Lüneburg logra identificar a una Comunidad Hispana activa y deseosa de vivir la fe, según su cultura y costumbres.

Los testimonios de esta acción, nos recuerdan al encuentro de Jesús y Zaqueo con la invitación: “Zaqueo baja en seguida porque hoy he de quedarme en tu casa”. (Lc 19, 5). Al respecto Margot Figueroa Merino manifiesta que: “Al finalizar nuestra corta pero exitosa campaña, me reuní con el diácono Martin Blankenburg para hacer una pequeña evaluación y luego hablamos sobre “mi” necesidad y la de mucha gente con una participación activa dentro de nuestra comunidad católica, pero al mismo tiempo poder hacerlo en nuestra lengua materna, fué así que él me propuso la idea de convocar a los católicos hispanohablantes de la comunidad para reunirnos y organizarnos. Cuando participe de ésto a Tania Welzel y Sofía Ponte se mostraron emocionadas y encantadas…..y a ello se se sumaron Elízabeth Diedler, Tania Neumann y Margrit Cordero… y aquí estamos!!!!” Es por ello que la Iglesia hace una invitación abierta para convocar a todos los hispanos residentes en Lüneburg y alrededores, ofreciéndonos un espacio para que podamos organizarnos y celebrar nuestras actividades religiosas. El 16 de septiembre del 2017 con la celebración de la primera Misa en Español inicia su camino de fe, la nueva comunidad de Lüneburg.

Desde entonces hemos contado con el apoyo continuo de la Misión Católica de Lengua Española de la Diócesis de Hildesheim, a la cual hoy pertenecemos y de la parroquia Santa María, que nos permiten celebrar la Santa Misa cada segundo sábado de mes y el rezo del Santo Rosario una vez a la semana. En este corto caminar como Comunidad hemos sido testigos del amor generoso e incondicional de Dios y es por eso que estamos dispuestos a seguir colaborando con su reino para el bien de todos nuestros hermanos!

EnglishGermanSpanish